Últimas tendencias en coctelería para la temporada de verano

La mixología se ha convertido en una de las claves imprescindibles cuando hablamos de bebidas en hostelería. El concepto de coctelería ha subido de nivel en los últimos años hasta situarse al frente de la vanguardia gastronómica. Si muchos chefs experimentan con sus creaciones en los fogones y sorprenden con sus platos, no menos bartenders mezclan nuevos sabores en sus cocteleras y descubren brebajes únicos que enamoran a los consumidores.

En el sector de la restauración, se prima la innovación y las últimas novedades que llegan de todos los rincones del mundo hacen que este mundillo no pare de evolucionar. Con la llegada del buen tiempo, la apertura de terrazas y las ganas de compartir el verano, desde Storyous queremos acercarte las últimas tendencias en coctelería y mixología para que tengas claro qué se estila y qué debes probar para estar a la última. ¿Un brindis?

El mocktail, el «sin» del cocktail

Ya hablamos de este derivado del cóctel en nuestro artículo sobre nuevas palabras de la gastronomía. No es otra cosa que el mismo formato pero sin alcohol, algo que se ha venido desarrollando por el aumento del concepto saludable entre la población y en especial entre los jóvenes, que en muchas ocasiones prefieren algo rico y con sabor pero ahorrarse esa graduación extra a cualquier hora del día.

El reto es igualar la calidad y salir de lo típico, por lo que los bartenders utilizan frutas, especias e incluso productos desalcoholizados. El sabor no es el mismo pero sí se puede comparar el perfil del cóctel, llegando también a evaporar el alcohol para bajar la graduación y lograr una mezcla prácticamente libre. Esto también repercute en los azúcares procesados, que se sustituyen por otros de origen natural.

El té como mixer

El té es un clásico entre las bebidas. Los ingleses lo han consumido históricamente para merendar, los asiáticos como bebida de referencia y últimamente muchas personas lo toman como sustitutivo del café. Su proyección ha sido importante en los últimos años e incluso surgió la tendencia del Tea&Tonic, aunque no llegó a cuajar como se esperaba.

Pero desde hace tiempo se vienen utilizando tés negros de Ceylan, infusiones de rooibos o tés verdes como mezcla ideal para diferentes cócteles. Esta bebida aporta exotismo, sabores puros y naturales, así como versatilidad.

El hielo, más cuidado que nunca

Todo buen cóctel no sería nada sin su frescor, pero si no se añade el hielo adecuado, una creación de nivel puede irse al traste. Por ello, los mixólogos velan por la calidad de sus hielos, dándoles la importancia que se merecen como un ingrediente más en sus copas. Empezando por la temperatura, que debe ser entre -12º y -16º en el congelador, hasta sacarlo unos 20 minutos antes de mezclarlo con la bebida y teniendo en cuenta que si pierde su forma o si está resbaladizo ya no conviene utilizarlo.

El hielo en cubos es el más popular por su versatilidad, pero también se usan con mimo los pequeños hielos fizz que enfrían rápidamente, los frappés o hielo picado que aportan además una bonita estética, el granizo que tiene más resistencia y el último descubrimiento, el hielo en esferas, que busca la calidad y el equilibrio.

Ingredientes artesanales y exóticos

Esta tendencia se encuentra en auge en todo el sector gastronómico. La materia prima ha vuelto a cobrar la importancia que se merece y en la coctelería no puede ser menos. El uso de ingredientes y destilados elaborados mediante procesos artesanales dan un plus a estas mezclas. Llaman la atención los que tienen una materia prima de calidad, una cercanía geográfica y peculiaridades organolépticas que no están destinadas a cualquier producto masivo.

Las ginebras de pequeños productores están comenzando a hacerse un hueco entre los bartenders y nuevos derivados como los ginfolks dan buena cuenta de ello a través de sus ginebras maceradas y tónicas premium, a caballo entre el cóctel y el gin-tonic. Los ingredientes exóticos también están en auge, no sólo las frutas más curiosas, sino también el yuzu, darjeeling, calamansí, leche de coco o chicha morada. Sorprender es el objetivo.

Sostenibilidad como norma

La industria alimenticia está en un proceso crucial en la lucha contra el cambio climático. La importancia del sector en el impacto medioambiental ha provocado que se estén tomando medidas para proteger el planeta y el mundo del cocktail también quiere colaborar. Se están desechando productos perecederos, elaborando cócteles innovadores con un toque ecológico y mejorando en la adquisición de ingredientes más naturales.

Las pajitas de plástico deben pasar a mejor vida y ya están siendo sustituidas por otras metálicas o de bambú. Así mismo, los propios bartenders están concienciándose y colaborando con gestos como la reutilización de hielo para enfriar las copas.

Drinkstagramers al poder

La gran mayoría de nosotros no duda en sacar el móvil y hacerle una foto, vídeo o derivado a cualquier cosa que nos llame la atención. En la hostelería del s.XXI es imprescindible dar una buena imagen al cliente e incluso impactarles de tal manera que lo compartan en sus redes. Los mejores embajadores de un negocio son ellos y si nos lo merecemos lo harán y más con un buen cóctel. Es el momento de dar un paso adelante y sorprender al consumidor con creaciones, colores y presentaciones dignas de compartir entre sus contactos.

La era de la información

Ya está pasando en cualquier ámbito, la población está más informada y todos tenemos acceso a todo tipo de conocimientos. Eso nos lleva a un cliente más exigente que le gusta saber lo que está bebiendo, en el caso de los cócteles. Por lo tanto, es recomendable tener una carta que desglose el contenido de cada creación coctelera. Provocará tres cosas positivas, que el camarero no tenga que perder el tiempo explicando qué lleva cada bebida, que el cliente esté más tranquilo sabiendo lo que ha pedido y que además aprenda sobre los ingredientes necesarios para realizar cada cóctel.

El bartender, la estrella de la barra

Al igual que el concepto de chef pasó a otro nivel hace unos años y ahora son auténticas celebridades, los bartenders comienzan a tener un peso en la cultura gastro. Su figura ha cobrado un aire artístico gracias a la profesionalización del sector y a la creatividad que estos destilan. Ya no sólo importa el tipo de establecimiento al que acudimos sino también quién hay detrás de la barra o de esos cócteles tan innovadores. La coctelería de autor ha llegado para quedarse.

Desde Storyous estamos encantados de la evolución global de la hostelería y la rama de la coctelería está mejorando a un ritmo espectacular. Pronto recomendaremos algunos lugares donde disfrutar de los mejores cócteles en la mejor compañía. Si quieres saberlo todo sobre el mundo de la restauración, no dudes en suscribirte a nuestro Gastroboletín mensual y seguirnos en redes sociales. ¡Te mantendremos informad@!