Cómo estar a la moda en uniformes profesionales para hostelería

Negocio

Vivimos en la era de la imagen y el sector de la hostelería ha evolucionado en este sentido de tal manera que es una de las partes esenciales de un negocio. No lo decimos nosotros, lo dicen grandes chefs con «estrellas», todo lo que percibe el cliente, fuera de su experiencia gastronómica, cuenta para valorar un local. La decoración, la vajilla, los baños y los pequeños detalles son muy importantes para la reputación de un negocio hostelero. Los uniformes del personal también se incluye en este pack de elementos esenciales para que un local triunfe.

En la Revista de Storyous damos muchos consejos para gestionar restaurantes, bares o cafeterías, intentando facilitar a los hosteleros toda la información posible para alcanzar una buena crítica. No queremos dejar escapar ningún detalle que pueda aportar buenas ideas a propietarios que buscan el éxito de sus proyectos, por lo que vamos a darte unas claves sobre las últimas tendencias en vestuario profesional para hostelería.

Personalización para distinguirte

En un sector con tanta competencia que avanza rápidamente gracias a unos clientes superinformados, estar a la última no lo es todo, sino lograr tu propia imagen de marca. A través del vestuario, puedes diferenciar a tu equipo con los trabajadores de otros locales. No vale con bordar el logo del negocio, sino aprovechar el estilo de tu local para customizar las prendas, buscando una originalidad que no pase desapercibida.

Chicas y chicos, parecidos pero diferentes

Tradicionalmente, los uniformes de hombres y mujeres no han tenido muchas diferencias, cosa que ahora ha cambiado. No sólo por la comodidad de tener prendas adecuadas a cada cuerpo, sino por pequeños detalles como los cuellos, más suaves en las chicas o las solapas y pantalones más estrechos en los chicos. La idea es mantener una línea de estilo similar pero dándole un toque masculino o femenino, sin caer en vulgaridades y siempre con la aprobación de tu equipo, que son los que lo visten.

El denim, acierto seguro

La moda vaquera llegó a la hostelería para quedarse, con una colección de todo tipo de prendas que pueden vestir al personal de la cabeza a los pies. Camisas, pantalones o chaquetas adaptadas para el trabajo en sala, realizadas con materiales de algodón y asegurando una comodidad óptima. Estos colores aportan a tus trabajadores un look casual, ideal para locales con una imagen moderna y un equipo joven que se sentirá más acorde a ese vestuario.

La estrella invitada, el delantal

El clásico delantal para cocinar se ha convertido en una revolución en el vestuario hostelero, ya que ha adquirido un protagonismo más allá de la cocina y la sala. Es fácil de poner y quitar, unisex, cómodo, práctico y personalizable, convirtiéndose en un buen soporte publicitario. Los estilos que más se llevan son el retro, industrial, vintage o artesano, hechos con materiales en piel o denim, pudiendo ser cortos, para tener más movilidad, o de peto, más dirigidos a trabajar en barra.

Tejidos ecológicos

La concienciación por cuidar el medio ambiente también llega a los tejidos con los que se trabaja en hostelería, por lo que podemos encontrar muchas opciones sostenibles que respetan nuestro entorno. El algodón ya es orgánico y reciclado, así como el poliéster, que se adquiere a través de botellas de plástico PET. En España somos referencia en este concepto, por lo que no es complicado encontrar vestuario de origen responsable y, además de contar con un vestuario a la última, colaborar con el planeta.

No olvides los detalles

Al adquirir uniformes para tu equipo, verás muchos modelos, tejidos, colores y estilos diferentes. Además de vestir a tus trabajadores a la última y que se sientan cómodos, debes fijarte en pequeños detalles, como los bolsillos de los que disponen. De nada sirve tener a tus camareros vestidos a la moda si no pueden guardar y sacar sus comanderos electrónicos de forma cómoda y segura. ¿Todavía siguen con papel y boli? Es el momento de dar un paso adelante y modernizar tu negocio.

Cuida del calzado

Si eres de los que controlas todos los detalles y equipas con un uniforme completo a tus empleados, incluirás el calzado. Debes ser consciente de las horas que se pasan de pie y del movimiento que supone su trabajo. Será suficiente con aportarles una zapatilla o zapato ligero, cómodo y antideslizante, en un color neutro sin grandes estridencias, que acompañe al uniforme sin llamar mucho la atención.

Complementos que te diferencian

Darle un toque original a tu negocio siempre suma. Dependiendo del estilo de tu local, podrás mejorar el look de tus empleados con algún complemento que puede ir cambiando según la temporada o hacerlo fijo en su vestuario. Pajaritas customizadas, chalecos, tirantes, gorras, chapas o cualquier elemento que aporte algo diferente y sorprenda a los clientes.

Comodidad y resistencia

Es evidente que la comodidad de los trabajadores en hostelería debe ser máxima, aunque hay que complementarla con un vestuario estiloso que siga las tendencias actuales y aporte buena imagen al negocio. Los nuevos tejidos y compuestos permiten esa funcionalidad en las prendas de los empleados y también los hace resistentes, ya que materiales textiles como el Teflón son repelentes de manchas y fáciles de lavar.

Desde Storyous esperamos haberte ayudado a conocer mejor las últimas tendencias en moda para hostelería y a darle importancia al vestuario de tu personal, no olvides que la imagen cuenta cada vez más. Si quieres estar al día de todas las tendencias del sector, suscríbete a nuestro Gastroboletín mensual y síguenos en redes sociales ¡Te contaremos todo!

Jorge Cobos, 19. 02. 2019