La Carlota: «Madrid se adapta a nuestra cocina fusión para compartir»

Nuestros clientes

El madrileño barrio de Las Salesas tiene en La Carlota un nuevo restaurante de referencia. Su sorprendente cocina fusión internacional, los guiños a la figura de la mujer a través de su gastronomía y una decoración urbana rompedora son sus señas de identidad.

El negocio está dirigido por cuatro socios venezolanos con amplia experiencia en hostelería y tienen muchas ganas de triunfar con su primer local en Madrid. En Storyous estamos felices de ayudarles desde su inicio con nuestros sistemas TPV y hemos hablado con Iván Antonety para conocerlo todo sobre su restaurante.

¿Qué hacíais antes de La Carlota?

Somos un grupo de restauración venezolano, tenemos tres restaurantes en Caracas y uno en la isla caribeña de Aruba. Aquí somos cuatro socios, es nuestro primer establecimiento en Europa y hemos decidido empezar en Madrid. Tienen nombres diferentes pero mantenemos el concepto, comida fusión para compartir.

¿Por qué montar un restaurante en Madrid?

Madrid es de las capitales gastronómicas más importantes del mundo y siempre nos había dado curiosidad montar algo. Yo a los 21 años ya tenía un restaurante-discoteca y llevo 17 años aquí. He trabajado como administrador de empresas en otros sectores pero quise volver a la hostelería, siempre me quedó el gusanillo.

¿Qué análisis hicisteis antes de poner en marcha el negocio?

Este es un mercado muy exigente y con mucha variedad, hay público para todo. Madrid ofrece esa diversidad de clientes y paladares que se adapta a nosotros, porque tenemos un mix oriental y occidental que creemos que va a gustar.

¿Cómo fue el proceso de licencias para abrir el local?

Tener experiencia en la creación de nuevos locales y contar con un equipo de profesionales en arquitectura, unido a mis años en España, donde conozco las zonas más influyentes, nos lo hizo todo más fácil. Encontramos este local en la ruina y lo reconstruimos. No tuvimos muchas complicaciones porque ya era un restaurante y tenía las licencias, pero tuvimos que crear todo de cero.

¿Qué importancia le dais al diseño y la decoración?

Actualmente la decoración es tan importante como una buena comida. Hay tres factores fundamentales, comer bien, que el sitio sea acorde y que el servicio sea inigualable. Al principio cuesta más, sobre todo con el personal, ya que se debe adaptar a tu forma de trabajo y estilo, pero vamos por buen camino.

¿Cuál es el concepto de La Carlota?

Nos basamos en la comida fusión para compartir. Por ejemplo, una tortilla de patatas con condimentos indios que no tendría una tortilla tradicional. Cada bocado crea experiencias distintas en la misma mesa, por lo que siendo para compartir todos tienen algo que opinar. Queremos conseguir que el cliente viva una buena experiencia en su visita a La Carlota.

¿De dónde viene el nombre del negocio?

Arrancamos con el proyecto sin saber qué nombre ponerle al restaurante. Todos los socios queríamos ponerle el nombre de nuestras hijas pero se nos ocurrió La Carlota por un aeropuerto privado de Venezuela. Nos gustó el nombre, cuadraba en España y hacía un guiño a nuestra tierra, así que nos quedamos con él y nos inspiramos en la mujer para todo lo que gira en torno al negocio.

¿Qué platos están triunfando más entre los clientes?

Tenemos varios platos que ya son best sellers. Entre los entrantes están gustando mucho los dátiles o las croquetas de cabra. En los primeros triunfan los risottos o las ensaladas pastrami. Los tartares, el ceviche o el sushi están tratados de manera diferente y gustan mucho, ya que tienen una fusión especial con nuestras propias salsas y condimentos.

¿Quiénes están detrás de esas originales creaciones?

La experiencia de uno de mis socios como chef ejecutivo es vital para el equipo que está empezando aquí. Se llama Gianfranco Curzi y es un artista de la cocina, se encarga de la línea caliente, el pantry y la robata. Para el sushi contamos con Gregori Rondón, un chef especializado que ha pasado por las mejores escuelas. Es importante tener grandes profesionales para que los clientes se vayan encantados con la comida.

¿Cómo ha sido el proceso de selección de personal?

Hemos conseguido un equipo ideal. Yo me involucro mucho en esto, es algo fundamental para el negocio. Hemos consolidado el equipo que empezó dándole unos beneficios que son difíciles de conseguir en este sector pero que consideramos importantes, como contratos indefinidos, seguros privados, horarios permisivos, descuentos en el local… Buscamos fidelidad, responsabilidad y compromiso.

¿Dais un uso al local más allá del servicio de restaurante?

Tenemos un par de reservados y nos están llegando propuestas de celebraciones de cumpleaños, presentaciones de productos, cenas de empresa… Si el evento merece la pena para el negocio y para las personas que participan, estamos abiertos a colaborar.

¿Qué importancia tienen las redes sociales en restauración?

Las redes sociales son vitales por el boca a boca que se replica en ellas. No hace falta ser un influencer con miles de seguidores sino gente normal que recomiende nuestro restaurante en sus perfiles, eso tiene mucho valor. Comenzamos con las redes justo antes de abrir el negocio, enseñando nuestro proyecto y creando curiosidad en los usuarios. Poco a poco la gente vino a conocernos, fue subiendo el interés y estamos contentos de cómo funcionan.

¿Crees que la tecnología ayuda a mejorar un negocio de hostelería?

Sin duda es una herramienta fundamental para la hostelería. Ahora puedes tener parámetros de control de todo, desde consumos hasta control de personal o escandallo de platos. La tecnología ha ayudado a hacer fácil lo que antes llevaba días. Hace que todo sea más accesible y sencillo, permite que tanto los restaurantes pequeños como los grandes tengan control sobre sus negocios. La tendencia es la adaptación hacia la digitalización, todos debemos aprovecharlo.

¿Qué es lo que más os gustó de Storyous para que sea vuestro TPV?

Nos vendieron el producto sin insistencia, nos gustó no sentir esa presión. Nos encanta que sea un producto adaptable a nuestras necesidades. La atención al cliente ha sido inmediata, no tenemos que esperar para solucionar cualquier incidencia y eso es algo muy importante para nosotros, estamos muy contentos.

¿Qué consejos le darías a los hosteleros que empiezan con su negocio?

Se deben tener muchas ganas y la información suficiente para manejar los recursos de los que disponemos. Hay que tener una buena idea, conocer lo que vas a hacer, el tipo de comida que quieres ofrecer y el lugar donde pretendes establecerte. Hay proyectos que pueden empezar con poco dinero pero necesitas estudiar mucho la situación.

¿Cuáles son vuestros planes de futuro?

No dejamos de buscar locales para ampliar el negocio, nos gustaría tener más restaurantes, aunque no estamos seguros de llamarlo La Carlota. Nosotros queremos promover el concepto, más que el nombre. En Madrid hay tanta diversidad en hostelería que se pueden hacer cosas muy interesantes con un local chulo, buena comida y gran servicio.

En Storyous nos encanta colaborar con todo tipo de locales de hostelería y ayudarles con la gestión de sus negocios. En el caso de La Carlota, tenemos el reto de cuidar de uno de los restaurantes más prometedores de la capital. No te pierdas su cocina fusión internacional en la C/ Almirante 11. Si quieres estar al día de todas nuestras recomendaciones, visita nuestra Revista y síguenos en redes sociales, te mantendremos informado.

Jorge Cobos, 8. 02. 2019