Trucos para evitar intoxicaciones alimentarias durante el verano

Ha llegado el verano, el calor ya está presente en nuestras vidas y con él las intoxicaciones alimentarias. El sector de la hostelería aprovecha esta temporada para alargar sus horarios, sacarle partido a las terrazas y servir bebidas frescas a sus acalorados clientes. Las altas temperaturas no son buenas amigas de los alimentos, por lo que es la época del año más propensa a la intoxicación. Esto se debe a que el calor aumenta el tiempo de reproducción de las bacterias, provocando más riesgo para la contaminación de los alimentos.

La ingesta de productos en mal estado puede provocar vómitos, diarrea o fiebre y es una de las mayores causas para sufrir este tipo de síntomas durante los meses estivales. Normalmente pensamos que ha sido culpa de un restaurante, pero según la OCU, en más del 50% de los casos la intoxicación se produce en casa. Sea la cocina que sea, debemos ser conscientes de la seguridad alimentaria y por eso, en Storyous queremos aportar varios datos y consejos para evitar intoxicaciones alimentarias.

igor-starkov-582325-unsplash

¿Qué alimentos provocan más intoxicaciones en verano?

Existen alimentos que son más fáciles de contaminar con las altas temperaturas. La OCU sabe cuáles son y la web tucarnetdemanipuladordealimentos.com aporta consejos muy útiles para tratar los productos que normalmente se ven implicados en intoxicaciones alimentarias en verano.

Huevos y derivados

En hostelería se utiliza huevo pasteurizado para evitar riesgos. Los mejores consejos para evitar intoxicaciones con este ingrediente son: evitar contaminar el huevo con la cascara si está sucia; lavarlos bien antes de manipularlos; tener siempre las salsas y mayonesas en la nevera y no más de 24 horas desde que las hemos preparado. Si realizamos platos con huevo no muy cuajado, como las tortillas, evitar tenerlas más de un par de horas fuera de la nevera e incluso en la nevera, debemos comerlas en menos de 24 horas.

Pescados y productos pesqueros

Estos productos son muy consumidos en verano y más ahora que está de moda el pescado crudo, como en los platos de sushi. Para evitar problemas a la hora de comer este producto debemos lavarlos, eviscerarlos bien y cocinarlos de forma adecuada. Hay que tener especial cuidado si se come crudo y lo mejor es que los congeles antes de consumirlo, para evitar el famoso anisakis.

sweet-ice-cream-photography-98119-unsplash

Mariscos

Estos alimentos son los que suelen aparecer más frecuentemente en los casos de intoxicación alimentaria. Muchas veces se consumen crudos o muy poco cocinados y esto eleva el riesgo de contaminación. Intenta siempre comprar moluscos vivos y de vendedores autorizados. La concha de algunos mariscos suele ser lo que más contaminación contiene, incluso algún patógeno si no se han recogido en zonas seguras y depuradas.

Vegetales y derivados

No parece un alimento que pueda generar problemas, pero como están en contacto con la tierra, si no se lavan bien y luego lo mezclamos con otros ingredientes, podemos llevarnos sustos. Recientemente se han dado casos de brotes víricos al utilizar frutas rojas congeladas o zumos. Así que, lava siempre bien todas las verduras antes de manipularlas.

Pollo

La carne de pollo es muy fácil de contaminar, ya que su composición química la hace muy susceptible. Es un alimento rico en agua y su composición química también favorece esta situación. Lo mejor que puedes hacer es cocinarlo siempre completamente, no tomarlo crudo o semicrudo en productos con carne picada, salchichas o hamburguesas. La manipulación de este alimento debe ser siempre correcta, por eso hay que evitar contaminaciones con los utensilios que utilizamos y las tablas donde los dejamos para prepararlo.

gabriel-garcia-marengo-68299-unsplash

Trucos para evitar la contaminación de alimentos

Seguir unas pautas básicas en el cuidado y conservación de los alimentos es vital para evitar males mayores. El producto es la estrella en un local de hostelería, se debe valorar y respetar, por lo que hay que seguir un protocolo para que llegue a los clientes en las mejores condiciones. El Instituto Silestone, plataforma internacional dedicada al estudio y divulgación de conocimiento sobre el espacio de la cocina como entorno social y de trabajo, aporta una serie de trucos básicos para evitar la contaminación de alimentos.

Mira las etiquetas

La etiqueta de un producto recoge información referente a sus ingredientes, condiciones de conservación y fecha de caducidad, datos que son necesarios conocer.

Cuida la temperatura

La baja temperatura es una de las herramientas más potentes de las que disponemos para controlar el desarrollo de posibles microorganismos. El frío ralentiza o detiene muchas de las reacciones químicas que deterioran los alimentos, por lo que no solo preserva su calidad sanitaria, sino que conserva sus cualidades nutricionales y sensoriales.

fabrizio-magoni-219347-unsplash

Separa alimentos crudos y cocinados

Para evitar una posible trasmisión de microorganismos mediante la contaminación cruzada es muy importante no mezclar utensilios ni recipientes entre alimentos crudos y cocinados.

Utiliza bolsas refrigerantes

Es recomendable conservar los alimentos que requieran frío en bolsas destinadas a ello o con cubitos protegidos para que no gotee el agua y haya riesgo de contaminación.

Higieniza para manipular alimentos

Utilizar agua potable, lavarse las manos antes de tocar los productos o limpiar bien los utensilios de cocina son algunos pasos que seguir cada vez que se va a manipular un alimento diferente.

Limpia a fondo la cocina

Es importante recordar que existen productos especializados para limpieza de nevera, encimeras e interruptores que tienen propiedades bacteriostáticas que facilitan las correctas condiciones de higiene en la cocina.

michael-browning-14090-unsplash (1)

¿Cómo prevenir intoxicaciones en tu local de hostelería?

Según el departamento de Calidad y Seguridad Alimentaria de La Viña, la asociación de hostelería más grande y representativa de la Comunidad de Madrid, existen una serie de pautas que ayudarán a reducir el riesgo de intoxicación de alimentos en un negocio hostelero durante los meses de altas temperaturas:

Revisar todos los equipos de frío asegurándonos que las temperaturas se mantienen por debajo de los 5°C en refrigeración y entre -18/-20°C en congelación.

Revisar la hermeticidad de las cámaras, timbres y arcones, mesas frías y baños maría,  puesto que es garantía de la no rotura de la cadena de frio.

Controlar la temperatura de los almacenes, así como de aquellas zonas donde se guarden alimentos o bebidas y que tengan escasa ventilación.

En caso de que se disponga de sistemas de aporte de aire y extracción en cocina, realizar una revisión para garantizar el funcionamiento y limpieza de filtros.

eska_sklady-11

Recepcionar los pedidos de manera directa, colocando cada producto acorde a sus necesidades de temperatura, evitando la rotura de la cadena de frío que puede favorecer el crecimiento de microoganismos debido al calor.

Sacar las materias primas de las cámaras con la menor antelación posible al momento de elaboración.

Cocinar los alimentos siempre a una temperatura superior a 65°C.

Almacenar los huevos en refrigeración.

No elaborar con huevo salvo que se garantice una temperatura superior a 65°C en el centro del producto. Para las tortillas, utilizar huevo pasteurizado.

Las tapas, los pinchos y todos los productos de barra que requieran frio, deben de almacenarse en el interior de las vitrinas expositoras a temperatura regulada.

Kopie-souboru-sklady-3

Desde Storyous esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad para preservar tu salud y la de tus clientes. Te recomendamos leer nuestro artículo sobre Consejos para gestionar tu stock y controlar el almacén, toda manipulación de alimentos comienza allí y si lo dominas tendrás mucho ganado. Si quieres saber más claves sobre la gestión de tu negocio de hostelería, te invitamos a seguirnos en Facebook y suscribirte a nuestro gastroboletín mensual. http://www.otc-certified-store.com/supplements-and-vitamins-medicine-europe.html