La importancia de la música en los negocios de hostelería

La música es un elemento fundamental en nuestras vidas. Nos acompaña desde que somos niños, recordamos momentos vinculados a canciones, muchas de nuestras mejores experiencias van ligadas a una banda sonora y normalmente nos alegra la existencia. La música tiene el poder de producir sensaciones de todo tipo y en el sector de la hostelería se ha convertido en uno de los complementos a tener muy en cuenta para el éxito de un negocio.

La importancia de la música en los restaurantes, bares o cafeterías es tal que hay empresas dedicadas exclusivamente al tratamiento de lo que se escucha en cada local, como el caso de Original Music, con los que hemos aprendido varios detalles. Elegir las canciones indicadas para provocar ciertos sentimientos que lleven a realizar unas u otras acciones y elecciones es uno de los puntos destacados del marketing gastronómico.

samantha-gades-540975-unsplash

En Storyous queremos desgranar la importancia de la música en los negocios de hostelería y ayudar a los propietarios a elegir correctamente su banda sonora para poder satisfacer los gustos de sus clientes y aumentar las visitas a su local. Cada establecimiento requiere una atención especial debido a sus diferentes características, por lo que traemos algunas claves que darán sentido a la música en hostelería.

¿Qué debemos tener en cuenta para elegir la música de nuestro negocio?

Disfrutar de una comida acompañados de una buena melodía es un aliciente que utilizan los expertos para influir en nuestras sensaciones. Ambas actividades son compatibles si se saben llevar de forma correcta. No hay que perder de vista que la música desempeña una función de acompañante. El centro de atención es la gastronomía, por lo que hay que utilizarla de manera inteligente para darle calidez al ambiente, amortiguar los silencios incómodos, tapar otro tipo de ruidos molestos o incluso hechizar el momento.

1) Personalidad del local

Lo primero que hay que preguntarse es el tipo de negocio del que disponemos. Si es un establecimiento de comida rápida donde queremos que el consumo sea veloz, debemos apostar por música con ritmo y moderna. Lo contrario pasa con los lugares tranquilos, donde la degustación de los platos cobra importancia. En este caso deberíamos disponer de un hilo musical relajante, que lleve al disfrute de los platos de forma pausada.

nick-hillier-254650-unsplash

Hay que tener en cuenta también la temática de nuestro local. Si estamos hablando de un restaurante mexicano, un tailandés o un andaluz, evidentemente tiene sentido poner música relacionada con el lugar de origen del negocio. Pese a tener un modelo marcado, tampoco es necesario estar toda la jornada con el mismo tipo de melodías y es recomendable investigar diferentes géneros relacionados con la esencia del restaurante.

2) Tipo de cliente

Debemos tener en cuenta el público que acude a nuestro local para adecuar la música a sus gustos, aunque en esto de la música nunca podrás hacer feliz a todos. Si dispones de una clientela joven, deberás estar a la última en novedades pero teniendo cuidado de convertir tu local en una discoteca. Si los clientes tienen una edad media podrás jugar con canciones de otras décadas y hacer que recuerden momentos de su vida. En cuanto a la clientela veterana, hay que prestar especial atención porque ellos están menos acostumbrados al sonido de nuestros días y puede que les ahuyente el ruido.

jazzdock-11

Lo más recomendable es pedir opinión a los clientes de confianza para poder llegar a conclusiones que te hagan tener el aspecto melódico controlado. Una buena idea es realizar encuestas sobre el tipo de música que les gustaría escuchar e incluso que recomienden alguna canción o artista que les cuadra en el ambiente del local. Poco a poco irás creando una lista de grandes éxitos que no te fallarán y se identificarán con tu negocio.

3) Momento del día

La música tiene vida y todos sabemos que depende del momento del día nos apetece escuchar algo más relajado o algo más cañero. En un negocio es esencial interpretar los tiempos y manejar el equipo de sonido como si fueran los fogones de la cocina. En las primeras horas no se debe tener un sonido muy alto y es recomendable una música más relajada. Según avanza la tarde podemos ir animando el reproductor hasta subir el ritmo por la noche.

roman-arkhipov-123615-unsplash

Hay que estar atentos al tipo de clientes que tenemos durante cada turno y al ánimo que llevan. No es lo mismo tener parejas y familias comiendo tranquilamente que varios grupos de amigos cenando. El volumen es un elemento importante a controlar, por lo que siempre se debe tener el oído atento para cualquier modificación. Una buena idea es delegar en tu equipo a alguien que le guste o tenga más conocimientos que los demás, manteniendo un estilo marcado por el propietario, seguro que le motiva y tu hilo musical está en buenas manos.

¿Qué debemos evitar con la música de nuestro local?

La música puede ser un arma de doble filo. Estudiar los diferentes condicionantes para elegir la melodía adecuada para tu local no lo es todo, sino que se debe llevar un control minucioso del volumen que sea aceptable para todos tus clientes y no suponga un impedimento para su comunicación. No poner música hará que el negocio parezca una clínica aburrida y poner la radio como recurso puede ser un error fatal.

1) Tener el sonido muy alto

La gente queda para comer, cenar o tomar algo en un restaurante, pretendiendo disfrutar de la comida y la bebida pero con el gran objetivo de pasar un rato agradable con la persona o personas elegidas. Poder hablar tranquilamente de la vida no es compatible con tener que gritar para entenderse. La música alta provocará la fuga de tus clientes e incluso alguna protesta, debes controlar el modo discoteca de tu local para los momentos indicados, si los hay.

6-Od-vstupu-až-po-rozloučení

2) No tener hilo musical

En el lado opuesto, los locales que no disponen de música dan una sensación de vacío bastante incómoda. Se asemejan a una sala de espera, donde cada sonido es captado por la gente de alrededor y donde las conversaciones se cruzan inevitablemente. Si no quieres crear desconfianza y aburrimiento en tus comensales, dale al play.

3) Poner la radio

Es cierto que se evitan preocupaciones acerca del tipo de música que poner en el negocio, se elige una emisora actual y que suene lo que toque. Esta opción da una sensación de dejadez por parte de los gestores del local y hace perder personalidad e imagen al negocio. Además, los clientes tendrán que aguantar los anuncios correspondientes y los ratos de charla en la emisora.

¿Qué dicen los estudios sobre la música en restaurantes?

Las investigaciones sobre las sensaciones que provoca la música en relación directa a la gastronomía se suceden por todo el mundo. Se llegan a conclusiones curiosas mediante el estudio de las sensaciones que provoca el hilo musical en la mesa. Incluso hay un movimiento de profesionales llegado de Londres en contra de la música en los locales, con webs que muestran rincones silenciosos donde disfrutar de la comida sin sonido extra, algo difícil de encontrar en la actualidad.

the-creative-exchange-373981-unsplash

Un estudio de la Universidad de Arkansas probó cuatro estilos musicales con alimentos emocionales como el chocolate y no emocionales como la lechuga. Los resultados dictaminaron que los comensales tenían más apetito al comer con jazz y menos hambre con hip hop.  Otro análisis del comportamiento sacó la conclusión de que se tiende a consumir menos calorías en ambientes relajados y sofisticados, mientras que en los ambientes estimulantes y enérgicos la ingesta de calorías es mayor porque se come más rápido.

Otro estudio de la Universidad de Oxford concluyó qué género musical se adapta a cada tipo de comida. Los 700 voluntarios vivieron una experiencia multisensorial que les llevó a evaluar las comidas en relación a lo que escuchaban. Los resultados fueron que a la comida india le va el rock, a los italianos les pega la música clásica, la comida china cuadra con el pop y el jazz es perfecto para sushi y thai. Hay estudios que llevan a conclusiones como que el jazz y la música clásica llevan a aumentar el gasto medio por comensal en más del 20%, ya que la atmósfera relajada y el ambiente sobrio lleva a consumir más.

¿Cómo se gestionan las licencias musicales?

Hay que tener mucho cuidado con la reproducción de música en locales de hostelería. Existen unas normas y unas licencias que se deben tener en regla. Para poner música públicamente hay que conseguir la autorización de los titulares de dichas obras. Los derechos de autor y la propiedad intelectual son competencia de entidades como SGAE, AGEDI o AIE, por lo que es necesario pagar un canon. Existen otras opciones por las que no es necesario abonar ninguna tarifa por su difusión, si quieres saber más, te recomendamos leer este artículo de Original Music.

Gestoras

Desde Storyous esperamos haberte sido útiles en la puesta a punto de la música para tus clientes y si eres comensal, esperamos que hayas aprendido que la música tiene una parte de culpa de tu disfrute en tus experiencias gastronómicas. ¿Cuál es tu música preferida cuando visitas un restaurante? Si quieres seguir mejorando el rendimiento de tu negocio, te invitamos a leer nuestros consejos para crear una carta de restaurante perfecta. http://www.otc-certified-store.com/anticonvulsants-medicine-usa.html