Análisis de la experiencia gastronómica de los turistas en España

Negocio

Las nuevas tecnologías consiguen recabar datos inimaginables en otros tiempos, como analizar todo el ciclo de la experiencia gastronómica de un turista en España. El Monitor de Reputación Online realizado por Vivential Value, empresa especializada en innovación en inteligencia turística, ha publicado datos muy interesantes gracias a la información masiva generada por la oferta y la demanda en Internet.

Este estudio analiza todo el ciclo del turista desde antes de visitar un destino, pasando por su estancia en el lugar e incluso después de haber ido. Ha evaluado la presencia de la gastronomía en momentos cruciales como la inspiración y comercialización previa al viaje, la visita al destino y los recursos encontrados, así como la valoración y posible recomendación a otros viajeros.

En Storyous ayudamos a la digitalización de la hostelería y sabemos que España se encuentra en un proceso de avance tecnológico en el que se deben dar pasos rápidos. La gastronomía es uno de los fuertes de la cultura española y las conclusiones del estudio hacen ver que necesitamos mejorar la presencia y visibilidad digital de los destinos turísticos relacionados con ella.

Posicionamiento del turismo gastronómico

Los 131 destinos nacionales analizados, tanto de costa como urbanos, tuvieron unas 1,7 millones de recomendaciones de turistas que mencionaron la gastronomía como uno de sus fuertes. Parecen muchas pero si lo comparamos con la cultura, que recibió el doble de menciones, demuestra que se puede hacer más. La playa, la naturaleza, la cultura y la comida deben ir de la mano como atractivos turísticos.

Las ciudades gastronómicas que tuvieron más recomendaciones gastronómicas fueron Logroño, Jerez de la Frontera y Vigo. Las 3 tuvieron un 41%, 29% y 28% de puntualizaciones entorno a su gastronomía respecto al total de recomendaciones como destino turístico.

Otros destinos que se presuponen ideales para recomendar sus negocios de hostelería, como son Madrid, Barcelona o San Sebastián, quedan rebajados debido a que el turista deja más reseñas sobre su cultura, monumentos o playas. La gastronomía vuelve a quedar en un segundo plano, pese a que podría destacar más.

Satisfacción de los turistas

Como no podía ser menos, el turista nacional se muestra más crítico con las experiencias en restaurantes, bodegas y demás planes gastronómicos. Nos mostramos menos sorprendidos por lo que nos ofrecen y tenemos más donde comparar, por lo tanto el nivel de exigencia es mayor que los turistas rusos, norteamericanos o británicos, que son los que mejor puntúan.

Los italianos o los nórdicos son otros que no se contentan con cualquier cosa, ya que muestran unas valoraciones por debajo de la media. La conclusión es que se debe poner foco en sorprender y contentar al cliente local y de proximidad, ya que en el fondo es el más mayoritario y prioritario para muchos destinos y establecimientos.

Comercialización de la gastronomía española

De las casi 10.000 actividades y experiencias turísticas analizadas en las principales agencias de reserva online, tan sólo un 15% del total son planes gastronómicos. Esto no es un buen dato si tenemos en cuenta que España siempre se ha caracterizado por su cocina y el mundo entero se ha rendido a nuestros platos y chefs. Todavía no se han explotado como deberían las bondades alimentarias de muchas zonas de nuestro país que pueden crecer si lo fomentan.

La tendencia del turismo lleva a experimentar los destinos en un modo más local, profundizando en la cultura y costumbres de la zona visitada. Por ello, la gastronomía debe jugar un papel vital en mostrar lo mejor de cada tierra y aprovechar la fama que tiene a nivel internacional para acercar más turismo a sus zonas. Hay que trabajar en reforzar esa visibilidad a través de las plataformas online, que son las que traspasan fronteras.

Notoriedad del enoturismo

Las redes sociales son el gran canal de difusión de muchos mensajes, reviews y recomendaciones sobre destinos y productos gastronómicos. Analizando 50 perfiles de rutas de enoturismo, se alcanzaron más de 180.000 contenidos, un buen número aunque limitado por estar concentrado en pocos territorios y con un escaso alcance orgánico sobre sus audiencias potenciales. Se ven brotes verdes pero se deben regar adecuadamente.

El sector de los vinos es un buen ejemplo para lo que podría ser el alcance gastronómico de España, ya que las reviews sobre bodegas crecieron un 40% en el último año, casi el doble que los restaurantes. El crecimiento del interés en este producto y las experiencias de clientes fascinados que lo recomiendan provoca una cadena de mensajes compartidos que benefician al enoturismo. Es un buen ejemplo para explotar otro tipo de rutas gastronómicas.

Conclusiones del estudio

Rafael González, director de Vivential Value, apunta que: “la gastronomía puede y debe reivindicarse como uno de los protagonistas de la experiencia turística en la mayor parte de nuestros destinos, lo que obliga a revisar con detalle cuál es el relato digital de esa propuesta gastronómica, reforzando para ello los actuales sistemas de inteligencia turística de los destinos”.

En esa línea, son varios los territorios turísticos que, dentro de sus estrategias de mejora competitiva, ya han implementado a medida estos monitores de turismo gastronómico gracias a la explotación del smart data. Esto enlaza directamente con el contexto de los destinos turísticos inteligentes, y no solo por la tecnología que despliegan, sino especialmente por el conocimiento que generan.

Desde Storyous nos alegramos de que las nuevas tecnologías puedan ayudar a que el turismo gastronómico en España se posicione donde debe estar. Estamos seguros que trabajando en la digitalización y la difusión online de los negocios hosteleros entre los clientes potenciales, se pueden lograr grandes resultados. Si quieres estar al día de las últimas tendencias sobre el sector, no dudes en visitar nuestra Revista y seguirnos en redes sociales.

Jorge Cobos, 14. 08. 2019